jueves, 31 de mayo de 2007

Nuevo hogar

Mi mudanza aún no termina, el sábado debo limpiar el departamento anterior para entregarlo, todavía hay libros y algunas cosas por allá.



El nuevo departamento nos sienta bien, mis hijas perrunas están más tranquilas, mi alergia permanente desapareció (no más alfombras), además no me siento encerrada (claro que parecemos de exhibición pues tenemos ventanales a la calle en el estudio y la sala, y aún no hay cortinas).

La dinámica apenas se está asentando; prometo fotografías del nuevo hogar pronto (entre tanto les dejo una fotografía de la chimenea que desearía en mi departamento, aunque no creo que los vecinos fueran tan felices), con hijas incluidas; además de un par de post que están en proceso pero no terminan de cuajar, y es como las gelatinas, si las saco antes del refri son una masa informe poco agradable a la vista y al paladar.

3 comentarios:

noemi dijo...

te ha costado tanto trabajo el cambio de casa que le creo a lo que dicen los chinos:
"dos cambios de casa equivalen a un incendio!".

Besos.

Lety dijo...

Pues por favor Aus no dejes de construir esa chimenea, que nada más de verla se me antojó un espacio así

Me encanta eso de tu compañero de juegos,

Te abrazo otra vez

RENÉ dijo...

..la verdad concuerdo con quien te dice que no arrojes al taco de la basura la idea de la chimenea..
aquí en la montaña ..he disfutado toda la magia de las llamaradas..
¡qué ajetreado cambio de residencia!!
un abrazo grandote, amiga..
recién me estoy poniendo al día..
ya te leo con calma..
cariños de verdad..
gracias por compartir durante mi ausencia..otro abrazo
rené