jueves, 11 de septiembre de 2008

las glorias de antaño

Hace poco menos de 20 años, durante una travesía, una amiga me dijo, a propósito de una mujer de edad que iba con nosotros:
-Yo aún no sé que quiero ser cuando sea mayor, pero ahora sé lo que no quiero ser.

Este comentario me vino a la mente hace unos días, cuando platicaba con una mujer con la que estoy trabajando un proyecto, noté que cada vez que puede me cuenta cómo fue que llegó a un puesto importante por primera vez en su vida y concluyó diciéndome que desde entonces no ha hecho nada interesante; considera que su trabajo actual fue una especie de "suicidio" profesional, pero no tiene intenciones de dejarlo.

Cuando alguien sólo puede vivir a partir de su pasado y es lo único que le da sentido me parece lo más triste que puede haber. Es en esos momentos cuando me doy cuenta que más importante que saber a dónde voy es saber en qué no me quiero convertir...

4 comentarios:

René López Villamar dijo...

amén

mreina dijo...

cuando uno se alimenta del pasado enferma y hace infelices a todos los que le rodean....

amor es libertad dijo...

otra posibilidad es preguntarse qué soy

Dummiest popcorn girl in the world dijo...

abrazote