domingo, 22 de octubre de 2006

ahora lo entiendo todo...



y yo que supuse que mis objetos perdidos eran causa de mi distracción.

4 comentarios:

Diana dijo...

Já, ese Liniers es genial, y sí, tiene mucha razón, culpemos a los duendes con gorros chistosos.

noemi dijo...

Je, sí, los objetos se pierden por maldad propia de ellos, nosotros nada de culpa que tengamos....

Un besito, linda.

Zack dijo...

Yo por eso no tengo sirvienta, ¿no se podrá correr tambien a los duedes?

¿Quien ·%%%·$$&/$ les paga?
¿se les podra dan una lana para que no vengan?

aus dijo...

Diana: he vivido toda mi vida con el estigma de la distracción, por supuesto que si encuentro a quién echar la culpa, lo aprovecharé.

Noemí, yo creo eso de que las cosas tienen vida propia, sobretodo si me conviene :P

Zack, una contrapropuesta laboral no estaría mal...