domingo, 15 de octubre de 2006

tiempo

Irremediablemente el tiempo pasa y uno se vuelve más intolerante, menos permisivo...
eso, es un arma de doble filo.

2 comentarios:

Lety dijo...

Ay Dios, ¿será que estoy pasando por eso?

Esta situación en mi ciudad me tiene loca, y sobre todo las "soluciones" que plantean, irracionales y tremendas a futuro.

Te dejo un gran abrazo querida Aus

aus dijo...

Lety, uno coincide de vez en cuando en estados de ánimo, en nubes negras, en hojas de otoño cayendo, en lluvia interna y en mariposas en el estómago... y como dije antes, inevitablemente, el tiempo pasa.