jueves, 26 de octubre de 2006

Urso y Ofelia


Hace alrededor de cincuenta años; supongo que no podían imaginar lo que vendría después y me pregunto si ella pensó que algún día tendría que vivir sin él.

Yo lo extraño cada día; sobretodo cuando tengo presión. De alguna forma que nunca entenderé, él sabía perfectamente qué decir o hacer para convencerme de que todo estaría bien.

2 comentarios:

Diana dijo...

Ay, esas fotos son la neta, me recuerda tanto a mi abuelo, hombre!

aus dijo...

Sí Diana, era un curioso modo de captar una caminata cotidiana. Mis padres tienen varias y siempre me han parecido pedacitos de pasado.