martes, 20 de marzo de 2007

A veces...

me pregunto si alguien tocará a mi puerta
y vendrá a cobrar la tranquilidad
con que vivo hoy.

1 comentario:

noemi dijo...

Si viene alguien, que NO sea disruptivo de tu felicidad... sino al contrario, que la aumente.