domingo, 10 de junio de 2007

de los por qués

Hasta la montaña chilena de René...

Hace algún tiempo, René me preguntaba en su blog el por qué de mi firma: "desde mi monstruosa ciudad"; las razones son múltiples y sumamente personales.

Para empezar por el principio, debo destacar que para mí el término "monstruosa" tiene que ver con la acepción que refiere a "algo excesivamente grande o extraordinario en cualquier línea". La Ciudad de México es enorme, tal vez no en dimensión física, pero sí en la cantidad de habitantes, de vehículos, de lugares.

A pesar de los desenfrenos cotidianos, del tráfico, de la contaminación y de las largas esperas para todo, la ciudad para mí tiene un halo de magia, de maravilla, de magnificencia; soy citadina al cien por ciento, me gusta el caos y el anonimato que permite vivir en un mundo de gente a la que no le importas y que te brinda la posibilidad de que no te importe...

Vivo mi ciudad día día con los bocinazos y las prisas extremas de los automovilistas, con el desorden de los peatones que son incapaces de cruzar por las esquinas o subir a los puentes peatonales. Disfruto de la adrenalina que produce ir de un extremo a otro sin parar, de tener el día a tope por las actividades cotidianas.

Amo la posibilidad de tener siempre un cine, un teatro, un museo o un café a la mano, aunque me ausente de estos recintos por largo tiempo. Adoro poder salir a las dos de la mañana rumbo a algún lado y saber que seguramente encontraré algo abierto: Sanborns, cantina, bar, antro o tugurio de mala muerte.

Así vivo la ciudad, cotidiana, desde siempre... por eso coincido plenamente con José Emilio Pacheco:
No amo mi patria
su fulgor abstracto es inasible
pero (aunque suene mal)
daría la vida
por diez lugares suyos,
cierta gente,
puertos, bosques de pinos,
fortalezas,
una ciudad deshecha,
gris, monstruosa,

varias figuras de su historia,
montañas,
y tres o cuatro ríos.

Por eso, mi querido René, tú me escribes desde tu montaña chilena y yo "desde esta monstruosa ciudad".

3 comentarios:

Cameron dijo...

looks like a song but i cant read it

Alma de Cantaro dijo...

si claro, es que no por nada las personas del df dicen todavia sin creer que es una enorme ciudad con muchos paises dentro, por no querer decir mundos dentro, es enorme si. Saludos, que lindo quedo el blog

RENÉ dijo...

..AUS..AMIGA..
¿QUÉ TE PUEDO DECIR?
QUE TUVO MUCHO DE EMOTIVO PARA MÍ EL QUE ME CHARLARAS A TRVÉS DE UN POST..DESDE ESA CIUDAD GRANDE..QUE NO CONOZCO..PERO QUE CREO IMAGINAR.
TE CONTARÉ QUE VIVÍ UN PAR DE AÑOS EN LA CAPITAL DE MI PAÍS..Y AINQUE PAREZCA CONTRADICTORIO..EN AQUEL ENTONCES ME GUSTABA ESA PRISA...TAMBIÉN ESE.."SÓLO BUSCA Y ENCINTRARÁS.."..TODO ESTAB ALLÍ..LIBROS..CAFÉS..MULTITUD..
HASTA TE PODRÍA DECIR QUE ME GUSTABA ESE ANONIMATO..ESE "SER NADIE"..CREO QUE PROBABLEMENTE ERA LO QUE MÁS ME GUSTABA..YA QUE ME HACÍA ABRAZAR UNA ESPECIE DE LIBERTAD..
PERO PASARON LOS AÑOS..Y POR ALGUNA RAZÓN LLEGUÉ A LA MONTAÑA..ERA COMO VIVIR EN OTRO PLANETA..¡TODO ERA DIFERENTE AQUÍ!!.
LAS MAGIAS ERAN OTRAS..
EL SILENCIO TAMBIÉN ERA UN LENGUAJE..SÓLO HABÍA QUE APRENDER A OÍRLE..
SIEMPRE CRÍ EN DIOS..PERO LA MONTAÑA ME LO PRESENTÓ DE FRENTE.
CRO QUE APRENDÍ A AMAR EL OTRO LADO DE LA MONEDA AQUÍ..
LA NATURALEZA...
LA NOCHE REEMPLAZÓ LA LUZ DEL DÍA..
SABES? A VECES EXTRAÑO LA CIUDAD..EL ANONIMATO EXISTE AQUÍ PERO DE OTRA FORMA..AQUÍ ERES ANÓNÍMO ..PARA LOS QUE VIVEN LA CIUDAD..
AQUÍ VIVIES FUERA DEL MUNDO..
Y LE OBSERVAS..Y LE VUELVES A OBSERVAR..
Y DESDE ESTA OTRA MAGIA..EL INTERNET ME REGALÓ GENTES AMIGAS...COMO TÚ..
QYE SIEMPRE ME RECUERDAN MI VIDA DE ANTAÑO.
EN FIN..HA SIDO MUY ENRIQUECEDOR COMPARTIR NUESTROS MUNDOS, AUS..
Y SIEMPRE ESTARÉ AGRADECIDO POR CARIÑO..POR TU AMISTAD..
DESDE LA MAGIA QUE ME RODES...FUERA DEL MUNDO..HASTA LA QUE TE SUMERGE EN EL MISMO..
UN ABRAZO BIEN GRANDE..MUY..MUY GRANDE
CON CARIÑO.
RENÉ