miércoles, 27 de junio de 2007

Mar

Fui al mar, dormí con el rumor del mar en el exterior; me quedé con más ganas de mar; mi alergia allá se esfumó.

No puedo poner fotografías porque mi cámara se quedó en la camioneta. Descansé y estuve feliz los primeros días, aunque después me di cuenta que no todos disfrutábamos del viaje, eso me tiene triste, muy triste.

Me he propuesto viajar cada dos o tres meses aproximadamente, aunque sea de fin de semana; buscaré uno que otro lugar a dónde ir con mis hijas-perrunas, las extraño horrores cuando las dejo de ver muchos días y, sobre todo, Cleo no come ni duerme bien si no estoy en casa.

Ahora hay que volver al ritmo del trabajo, en cuanto vuelva mi cámara (supongo que mañana) pondré alguna foto (tampoco tomé muchas, pero hay un par).

2 comentarios:

Diana dijo...

Apenas ví el nuevo template. Muy bello. Yo también extrañaba pasar por acá, prometo no abandonarlos tanto. Por cierto, puede que no me creas pero jamás he ido al mar.

aus dijo...

Diana, habrá que ir, es una gran experiencia para los sentidos.