domingo, 9 de marzo de 2008

notas breves

Tengo trabajo, mucho trabajo; después de dos semanas de desesperación por no tener nada en puerta, créanme que no es queja, sino todo lo contrario.

También tengo gripa, una horrible. Espero que la enfermedad se vaya, ya nos tiene hartos a ambos.

No tengo un peso, no he cobrados desde hace más de mes y medio, por supuesto, mis amigos cercanos ya me temen... pero el viernes será día de pago y a partir de ese momento todo se torna diferente, pues se regularizarán los pagos.

Vuelve a sucederme lo de siempre, me encanta mi departamento, pero desde que me enteré que debo dejarlo, pienso que ya no quepo, que necesito cambiar de aires; creo que es un mecanismo de defensa.

No hay comentarios.: