miércoles, 23 de abril de 2008

La curiosidad mató al gato...


...y a Circe la mandó al hospital; además de curiosa es tragona, le gustan los dulces y decidió comerse varios chocorroles con todo y celofán, así que en este momento está con suero y pasará la noche en observación.

Estamos preocupados por ella, pero Cleo más, creo que piensa que me olvidé de Circe cuando salí al parque con ella y me mira como diciéndome: "tienes que ir por la cachorrita, ¿dónde la dejaste?"

Mañana viajamos por cuestiones de trabajo, así que cuando ella vuelva a casa no podré consentirla y cuidarla todo lo que quiero, la tarea se le queda a un amigo que vendrá a darle de comer a Cleo y a recogerla.

Sé que no es grave en realidad, me preocupa más que esté fuera de casa.

4 comentarios:

Sergio dijo...

Pobre de tu gatito, cuídalo más se lo merece y cuídate tu tambien.

Saludos

aus dijo...

ja, es perrito... pero gracias, lo cuidaré

Dummiest popcorn girl in the world dijo...

Esperemos que pronto esté mucho mucho mejor, ayyy estas niñas, yo lo sé, Luna toodo el tiempo anda olisqueando cualquier cosa, mis papás le dicen cochinito luna, por eso de que se come cualquier cosa...

ánimo aus, te kiero =)

Pau Llanes dijo...

¿Qué te pasa? No escribes hace tanto tiempo... ¿Puedo quejarme como lector?.... saludos... pau