domingo, 16 de noviembre de 2008

los días negros

siempre son productivos emocionalmente; ayer me subí a la cama, prendí la televisión, activé la maquinita de lágrimas por un ratito, dejé que el ratón corriera como loco en la cabeza y accedí a la depresión contenida por tanto tiempo que ya no me dejaba pensar.

hoy estoy un poco agotada pero con la certeza de que hay cosas que quedaron algo "chuecas", así que hay que tirarlas y contruir otra cosa ahí.

por principio de cuentas, la araña que cuidó este blog hasta hoy se irá (no sé si hoy mismo), también la luna que ilumina el Aus Café.

veremos que tan pronto puedo echar a andar las ideas que traigo en mente para la renovación de vida... ya les iré contando conforme fluyan.

No hay comentarios.: