jueves, 6 de noviembre de 2008

vida ligera

Odio un poco a la gente a la que le gusta quejarse; tal vez por eso he dejado de escribir un tiempo, me dio por quejarme sistemáticamente. Claro que los tiempos no son del todo sencillos, pero no he dejado de tener trabajo; el dinero no cae siempre que lo necesitamos, pero sigue fluyendo; troné dos computadoras en lo que va del año, pero encontramos una solución inmediata que a la larga será benéfica para nuestros ritmos de trabajo... Así que hoy vuelvo a retoma el hilo con un poco más de ligereza.

Me encontré el siguiente juguetito:


Artificial Upgraded Rational Exploration Android


Tu Cyborg Name

3 comentarios:

**Uxia Romasanta** dijo...

Pero qué sería de la humanidad sin la queja??????????
Corren tiempos difíciles....
Por cierto, me pasaré más veces por aquí.
Besos desde Galicia

Liberto Brau dijo...

Quiero agradecer tus visitas a “Amanece púrpura”, lectura del primer capítulo de esta novela “en proceso” y comentario… en suma, tus palabras. Vuestra respuesta ha sido realmente espectacular, desmedida, superando en mucho mis expectativas. En apenas nueve días “Amanece púrpura”, su primer capítulo, ha tenido 750 lecturas, 70 comentarios como el tuyo entre los que dejaron sus palabras en la página o en mi e-mail… Recientemente he editado la segunda entrega, que te invito a visitar y leer… Mantengo el acuerdo de “palabras” que planteaba: un nuevo capítulo cada 52 comentarios, por lo menos… Gracias Gracias Gracias… Y ahora me voy a leer tu último texto… El que escribe debe leer, y viceversa… Saludos cómplices… Liberto Brau

amor dijo...

simpático el juguetito que se llama igual que tú