lunes, 19 de enero de 2009

nada que decir

y es que la imaginación se agota,
la realidad te alcanza,
al final no eres lo que creías y no estás donde querías,
todo es un invento tuyo que tal vez debería terminar,
porque ya no tienes nada que decir.

2 comentarios:

MauVenom dijo...

Me encantó tu texto.

Bueno creo que me movió un poco el piso.

Es valiente.

Besos.

aus dijo...

ups, gracias, pero el texto no es mío; pensé que se entendería es de Fito & Fitipaldis... yo sólo lo tomé prestado porque así me sentía.