jueves, 2 de julio de 2009

Cinco razones...

para no utilizar paraguas:

1. Seguro se quedará olvidado en algún automóvil, casa, oficina o transporte, por lo que lo perderé.

2. Si es muy pequeño, mi espalda terminará empapada, tal vez más que si no trajera paraguas.

3. En las pequeñas banquetas de esta ciudad no hay espacio para dos personas, menos para dos personas con paraguas.

4. Si logro no mojarme, seguro cuando lo cierre, el agua escurrirá por mis manos y brazos mojándome, además de salpicar mis zapatos.

5. Una vez entrando a casa, hay que buscar dónde escurrirlo... no tengo una terraza ni un baño tan grande para hospedar un paraguas de buen tamaño.

sin embargo, como objeto, un paraguas me parece incluso bello, así que prefiero esto:










imagen tomada de Bogotá mojada

6 comentarios:

MauVenom dijo...

Me quedo en la primera

ya no necesito más

los pierdo siempre.

Besos

... Además no me tapan completo.

aus dijo...

ja, así que la 2 también aplica, me imagino, yo sólo mido 1.61 m y no alcanzan; imagino que eres más alto que yo, así que ni hablar.

Diana dijo...

Me encantaría, pero de verdad me encantaría que la gente estuviese más consciente del punto numero 4. Ash.

aus dijo...

¿? creo que te refieres al punto 3, ¿no Diana? porque mojarse y salpicarse a sí mismo es incómodo pero nada más; en cambio, tratar de transitar en una banqueta con paraguas, sí es una odisea.

Gabriel B. dijo...

Nunca he perdido un paraguas, pero sí he encontrado varios...

Saludos.

aus dijo...

seguro alguno es mío, que estuvo de transporte en transporte extraviado hasta llegar a Argentina :P