martes, 26 de enero de 2010

ortografía: ¿sí o no?


soy gran defensora de la funcionalidad de la palabra; es decir, si lo que se dice o se escribe comunica sin lugar a dudas el mensaje, es válido; pero también depende del contexto, del emisor y del receptor del mensaje.

yo misma, huyo a las mayúsculas en mis blogs y en todo aquello que sea personal, manía, ganas de fastidiar o lo que quieran, pero no tiene importancia, es decir, no altero nada en realidad importante.

tengo una amiga que ahora vive en canadá, nuestra comunicación se da a través de messenger y facebook; en el facebook cuenta lo que le ha sucedido y mantiene abierta la posibilidad de la convivencia. no tiene buena ortografía (nunca, desde la secundaria, la ha tenido) y en verdad no me importa; ¿qué más da una s o una z si entiendo lo que me cuenta?

mi sobrina de 17 años escribe sus mensajes de messenger y hi5 con el lenguaje actual, mezclando mayúsculas y minúsculas (de una forma realmente compleja), utilizando la letra k y haciendo contracciones; escribe correctamente sus trabajos de la escuela (no tiene una ortografía impecable, pero sí mucho mejor que muchos), así que respeto su forma de comunicación, pues es capaz de establecer la diferencia entre un medio formal y uno que no lo es.

pero llegamos al tema delicado: libros, revistas, periódicos, documentos oficiales, anuncios publicitarios, carteles o presentaciones deben, sin lugar a dudas, tener una impecable ortografía y sintaxis; no podemos seguir reproduciendo errores, no podemos seguir manejando el error como herramienta de comuncación ni de enseñanza.

ayer estuve en un curso de esos que dan en las empresas para que uno cambie su actitud por una "positiva", en términos generales conozco el sistema y me adapto, pero la deformación profesional me hace dudar cuando quien está a cargo empieza a cometer errores históricos (como decir que Frida Kahlo fue atropeyada o que a Galileo Galilei lo matan por defender sus ideas del movimiento del universo) y más aún cuando su presentación está plagada de errores ortográficos y de sintaxis, ¿qué tipo de profesional de la palabra no se asesora cuando va ante un grupo a dar un curso o una conferencia?

alguien que vive de la palabra, de las palabras, debería saber utilizarlas; por contradictoria que parezca mi postura: "ortografía sí en los medios impresos, en ámbitos profesionales y en ámbitos educativos"; se vale jugar con el lenguaje, una vez que se ha aprendido la forma correcta de utilizarlo.

4 comentarios:

Gabriel B. dijo...

Aus, lo que pasa, precisamente, es que se juega con el lenguaje antes de aprenderlo. Y así no se vale.

Saludos.

El fisgón dijo...

Pero usted constituye una bella excepción. Porque la mayoría de la gente que argumenta en contra de la ortografía no hace más que justificar de manera tonta su pereza.
Bueno, eso creo yo.
Saludos cordiales.

intertipo dijo...

Entonces propón que eliminen la asignatura de español en todos los niveles.

aus dijo...

así es Gabriel, es lamentable que a la gente le importe tan poco decir que es profesional y no ser cuidadoso con la palabra...

agradezco el comentario Fisgón.

Eduardo, creo que has entendido justo lo contrario de lo que escribí o sólo leíste la primera parte, no lo sé, pero por supuesto que no estoy de acuerdo con tu comentario. aún así, gracias por llegas hasta acá.