martes, 2 de febrero de 2010

javier

hoy me acordé de ti, recuerdo que huí todo un trimestre, fingiendo no darme cuenta que me observabas. tuve que aprender a manejar el nerviosismo que me producía tu constante búsqueda, tu simple cercanía.

lo logré después de algún tiempo, junto a ti fui capaz de atreverme; nunca entendí los juegos en los que nos envolvíamos, pero parece que eso no importó, pues durante cinco años jugamos a tener algo indefinible.

nos reencontramos tiempo después y fue sencillo, sencillo como en aquel entonces. extraño esa certeza de tener tu atención, tus miradas impertinentes, tu abrumadora sinceridad, esa complicidad permanente.

me pregunto dónde te has metido, qué ha sido de tu vida, de tu familia, de tus proyectos. me pregunto si te reencontraré algún día.

contigo siempre fui yo, aceptabas mi inmadurez, el reto, la dificultad que representaba que fuera tan yo, tan egoísta, tan torpe, tan inexperta; pero siempre supiste como llegar, cada vez que me asomo al pasado descubro alguna de mis personalidades múltiples y en definitiva, extraño ser quien era contigo.

3 comentarios:

MauVenom dijo...

Sí te leo

te leí desde el primer momento pero no pude comentar

primero porque lo hice (tu texto) un poco personal, me pareció fuerte el "extraño ser quien era contigo", que me hizo suspirar y ansiar lo estúpido al mismo tiempo

tu imagen blogger es férrea e inquebrantable, no sé si estés consciente de eso... el verte humana, por un momento vulnerable, te acerca pero también hace que tiemble un poco el piso.

Besos

MauVenom dijo...

Yo extraño lo que quiero ser.

aus dijo...

Mau, me dejas sin aliento, tú podrás, en algún momento, ser lo que quieres ser; yo ya no puedo ser quien fui junto a él...