lunes, 1 de octubre de 2012

Noche de cine...

Ayer vi Intouchables, una película francesa que me dejó un buen sabor de boca y muchas preguntas rondando.

Fui al cine con un buen amigo, que tiene todas las características que yo imaginaría para serlo, es decir, compartimos puntos de vista, lecturas, música y tenemos algunos desacuerdos.

En otro contexto me encontré con un viejo amigo, al que le tengo mucho aprecio, pero del que ahora sé muy poco, estamos alejados por la vida, por decirlo así; en algún momento compartimos no sólo el salón de clase en la universidad, también proyectos y algo de vida...

Muchos se preguntarán qué tienen que ver estos tres aspectos, y es que la película trata justo de la amistad, pero no de amistades como las que describí arriba, no de esas que son de alguna forma naturales, lógicas, explicables.

Nos descubre otro tipo de amistades, aquellas que se dan a partir de un momento específico de ambas personas, de una unión que se describiría como casi accidental, del toparte con alguien con quien no pensarías tener puntos en común, sólo se trata de encontrarlos; el problema es que uno no siempre se atreve.

Llevo seis meses en reestructuración de mi mundo, los ajustes se han dado con velocidad, retomo amistades, refuerzo otras y adquiero algunas más... el proceso me resulta interesante, desafiante y divertido, quién lo diría...

No hay comentarios.: